Getxo Ventanas
MENÚ

946 020 514  617 999 194

Ventanas PVC Bilbao Getxo Ventanas
Ventanas PVC Bilbao Getxo Ventanas

Blog

Ventanas Passivhaus Bilbao Getxo Ventanas

Ventanas y puertas exteriores, elementos clave en la ‘casa passivhaus’

Las ventanas y las puertas exteriores son elementos críticos en las edificaciones ‘passivhaus’, concepto constructivo que persigue la máxima eficiencia energética, reduciendo al mínimo las necesidades de climatización de la vivienda. Las ventanas y puertas de última generación logran ahorros en la factura energética de hasta un 75%.


El concepto ‘passivhaus’ (casa pasiva) nace en los años 80 por iniciativa de un grupo de científicos alemanes y austriacos, preocupados por mejorar la construcción de viviendas para reducir el gasto en calefacción y contribuir así al ahorro de la población y a la mejora medioambiental. La primera casa passivhaus se finalizó en 1991 en Alemania, dotada de un excelente rendimiento en términos de eficiencia energética que mantiene hoy en día, casi 30 años después.


Los edificios passivhaus buscan la máxima eficiencia energética y sostenibilidad, no solo con el uso de determinados tipos de producto o materiales, sino por la optimización de los recursos existentes. Por ejemplo, orientar de forma correcta la vivienda para aprovechar el calor del sol (orientación sur) o reducir al máximo la superficie de la edificación en contacto con el exterior para minimizar la necesidad de climatización.


Es, por tanto, un estándar que se tiene en cuenta desde el mismo momento de la planificación de la construcción. Incluso antes, ya en el momento de elegir el terreno. Las casas passivhaus pueden llegar a lograr una reducción de hasta el 75% de las necesidades de climatización en comparación con las viviendas habituales. Requieren de muy poca energía suplementaria, que puede cubrirse perfectamente con energías renovables.


Los edificios passivhaus se construyen según cinco principios básicos:


1.- Excelente aislamiento térmico. Las paredes exteriores, la cubierta y la solera deben tener una baja transmitancia térmica.


2.- Ventanas y puertas de altas prestaciones. Son el punto débil de toda edificación y fundamentales para lograr una vivienda eficiente. Más adelante hablaremos de ellas.


3.- Ausencia de puentes térmicos. No solo en puertas y ventanas, sino también en paredes, techos, esquinas, juntas…


4.- Hermeticidad al aire. En los edificios passivhaus, la envolvente es lo más hermética posible para favorecer la eficiencia del sistema de ventilación mecánica. Las juntas deben cuidarse al máximo durante la construcción.


5.- Sistema de ventilación mecánica con recuperación de calor. Las personas y aparatos generan calor y éste es aprovechado por el sistema de ventilación, que precalienta el aire limpio entrante antes de expulsar el aire viciado. De esta forma desciende la necesidad de calefacción en el interior de la vivienda.

 

Para que un edificio sea certificado como passivhaus en España, debe cumplir los siguientes requisitos técnicos:


-Demanda máxima de energía útil para calefacción: 15 kWh/m²año.
-Demanda máxima de energía útil para refrigeración: 15 kWh/m²año.
-Demanda en energía primaria: < 120 kWh/(m2a) – calefacción, agua caliente y electricidad.
-Hermeticidad: < 0,6 renovaciones de aire por hora en un diferencial de presión de 50 Pa.

 

El Passivhaus Institut, centro alemán de referencia en construcción passivhaus, certifica a las empresas capacitadas para otorgar el certificado de ‘edificio passivhaus’ a una vivienda. En su página web encontrarás información sobre la edificación passivhaus y las empresas certificadoras. Haz clic aquí.

 

Ventanas Passivhaus Bilbao Getxo Ventanas
Medición que muestra las pérdidas de calor que se producen en una vivienda por defectos constructivos.

 

Ventanas y puertas al exterior, puntos críticos


Para lograr una casa passivhaus hay que tener en cuenta sus principios desde la construcción, pero las viviendas ya construidas pueden beneficiarse también de sus ventajas, instalando por ejemplo ventanas y puertas de última generación.


No todas las ventanas y puertas son passivhaus. Para ello deben cumplir ciertos requisitos. Además, es fundamental un correcto montaje para que su rendimiento sea óptimo.

 

Materiales


La capacidad de aislamiento térmico de una ventana o puerta se calcula con una fórmula matemática, cuyo resultado es el ‘valor U’. Cuanto más bajo es este valor, más aislante es la ventana o puerta.


Las ventanas de aluminio presentan un valor U de entre 3,2 y 5,7, mientras que el PVC ronda el 2 y baja de 1 en los productos más innovadores.


Por tanto, la elección de material más idónea en términos de eficiencia energética es la ventana o puerta de PVC.


Más información sobre el valor U

 

Características


Las ventanas y puertas de PVC passivhaus se construyen con doble o triple vidrio, en cuyas cámaras se introduce un gas inerte que aumenta su capacidad aislante. Se utiliza vidrio bajo emisivo, que es capaz de reflejar el calor del exterior hacia el interior en invierno, y mantenerlo en el exterior en verano.

 

Apertura


Las casas passivhaus disponen de sistemas de ventilación mecánica que hacen innecesaria la ventilación manual. Si nuestra vivienda es tradicional y no cuenta con este sistema, deberemos realizar la renovación del aire de forma manual, mediante la apertura de ventanas y puertas.


La ventilación de las viviendas es esencial para mantener un ambiente sano y evitar el problema de la humedad. Las ventanas oscilobatientes son muy cómodas para ventilar el hogar.

 

Caja de persiana

 

La caja de persiana es el punto más débil en cualquier ventana. El hueco de la cinta provoca pérdidas importantes de calor. Es importante que la ventana cuente con una caja con aislamiento reforzado y, mejor aún, prescindir de ella e instalar una persiana motorizada, controlable con interruptor o mando a distancia.

 

Montaje


Una buena ventana o puerta, mal colocada, pierde su efectividad. El momento del montaje es crítico. La pieza debe quedar bien nivelada, plomada y ajustada, y correctamente sellada a la pared. Un buen montaje garantiza, además, la durabilidad de la ventana o puerta y un manejo cómodo

 

Una ventana passivhaus: Gealan serie S9000


La serie S9000 de Gealan incorpora las innovaciones más avanzadas en fabricación de ventanas de PVC, de acuerdo con la directiva itf WA-15/2 del IFT Rosenheim. Esta certificación, la más prestigiosa del sector en Europa, garantiza la idoneidad de estas ventanas para edificaciones passivhaus.

 

 

Ventanas Passivhaus Bilbao Getxo Ventanas
 

La serie S9000 presenta un bajísimo valor U de 0,89 W/(m²K) y es, por tanto, una de las ventanas más eficientes del mercado en cuanto a aislamiento térmico.


El perfil presenta una mayor profundidad (82,5mm) y cuenta con seis cámaras en marco, hoja y travesaño. Están diseñadas según un inteligente concepto de estanqueidad, con tres niveles de junta en general. La junta central flexible en el galce de marco contribuye de forma decisiva al aislamiento térmico, ya que reduce el flujo de calor en la parte del galce. Además, el perfil está reforzado con acero de 2mm de grosor y espuma de aislamiento térmico.

 

Ficha técnica Gealan serie S9000


Resistencia a la carga de viento C5/B5
Permeabilidad al aire Clase 4
Estanqueidad al agua 9A
Térmico 0,89 W/m2 ºK
Combinación 6016/6718 + IKD®/6023,6706 + STV®
Tamaño de hojas máximo 1000mm x 2500mm

Whatsapp Facebook Twitter LinkedIn

Contacta con nosotros

 

Si quieres solicitar información sobre nuestros servicios, por favor, deja tus datos y mensaje. Nos pondremos en contacto contigo. Muchas gracias.

 

  1. Debes aceptar la Política de Privacidad.

Últimos artículos del Blog

Cómo saber si una ventana es buena GEALAN-SMOOVIO®: todas las ventajas de la ventana corredera con una estanqueidad excelente Ventanas y puertas exteriores, elementos clave en la ‘casa passivhaus’ Instalación de ventanas en fachada de edificio tradicional (provincia de Burgos) Ventana de PVC o aluminio… ¿Cuál es mejor? El vidrio, un elemento esencial en la composición de una ventana eficiente Calculando la capacidad de aislamiento de una ventana: el valor U